inssieme

El otro lado de assieme

Archivo para Lo último

Después de 430 archivos generados… mi Emprendo 2014

Después de 430 archivos generados, 1.378 emails intercambiados y más de 200 horas de trabajo, necesito escribir este post para liberarme del síndrome de Estocolmo que me ha generado Emprendo2014 😉

Cuando hace un año me propuso mi presidente Jose Enrique organizar el 1er congreso de AJEV y me dio carta blanca para desmontar el proyecto inicial y desarrollar uno nuevo, pensé lo que pienso siempre en estos casos: “no puedo decepcionar”. Para mí, la confianza es uno de mis mayores impulsos a la hora de llevar a cabo un proyecto.

No todos la dan y no todos son capaces de aceptarla.

Asumido el reto, el resultado ha sido un encuentro hecho por emprendedores para emprendedores. Un canto a la pasión, al entusiasmo y a la generosidad. Diecisiete ponentes que han puesto su tiempo y conocimiento al servicio de las nuevas generaciones de emprendedores y más de 300 asistentes respetuosos y entregados a ellos.

web1

Todo el esfuerzo realizado ha merecido la pena. A todos vosotros, los ponentes, mi agradecimiento por haber respondido incondicionalmente a mi llamada.

De Fernando Giner me quedo con: “No tengas miedo”; de David Pacual: “Debemos ser conscientes de que solos no podemos”; de Fernando Rivero: “Alinear los canales con el proceso de compra. No hagamos todo igual en todos los canales”;  de Dámaso González: “Debemos gestionar bien nuestros flujos de trabajos porque en teoría sólo tenemos 8h al día”; de Gersón Beltrán: “El futuro es el geoposicionamiento emocional: entender cómo se siente el cliente para ofrecerle el mejor producto o servicio”; de Pablo Antón: “No perdáis el foco. Si tenéis una buena idea que funciona, seguid evolucionándola”;  de Vicente Ruiz “Cuando entro a una reunión con mi equipo les dejo hablar, yo no sé de todo”; de Carla Royo-Villanova: “Mi abuela me enseñó que la calidad está por encima de todo”; de Ricardo Montesa: “Siempre he hecho lo que quería hacer sin importarme si iba a ganar más o menos dinero”; de Pedro Bisbal: “Tengo un máster de fracaso empresarial de 8 años” :-P; de Manuel Moreno: “Debemos conocer la escala de valores de nuestro cliente frente a nuestro producto”; de Ángela Pérez: “Si tienes socios, imprescindible contar con un pacto de accionistas redactado por un buen abogado”; de Javier Plana: “Con las proyecciones económicas debemos ser muy pesimistas al plantearlas, poniéndonos en el peor de los casos en previsión de ventas”; de Rafael Rel: “La tecnología y la innovación fomentan la colaboración y el intercambio ágil de conocimientos”.

Pero si hay algo por lo que de verdad merece la pena todo es ver la cara de felicidad de Pulsera Fallera cuando nos acercamos a su producto, las frases como esta que nos dijeron los chicos de Befallas: “Estamos super agradecidos porque con vosotros se nos ha abierto una nueva oportunidad cuando lo veíamos todo oscuro”, o la de Sergio López: “Gracias, porque me hacía falta ese pequeño empujoncito para retomar mi idea y lanzarme a intentarlo”.

Pues gracias a todos vosotros por hacerlo posible y mantener viva nuestra motivación. Como dije al concluir el evento “Trabajad muy duro para que la suerte os mire de frente, porque eso es lo que tienen en común todos los empresarios que hoy han pasado por aquí”.

Y ahora, como dice One Republic ¿“por qué no contamos estrellas en lugar de dólares”? 🙂

Blanca

Aquí y aquí tenéis más fotos.

Haz de tu motivación, tu fortaleza

Ya hace mucho tiempo que pienso que los objetivos que nos planteamos en la vida guardan una gran similitud con nuestros objetivos deportivos. Sí, lo sé, existen personas que no practican deporte alguno, los hay incluso que aseveran que no hay ninguno que les guste. Eso me hace creer que no han dado todavía con el suyo 😉

image

Volviendo al tema de los objetivos, en los últimos meses he estado poniéndome a prueba a mí misma. Necesitaba un cambio, quería un cambio, deseaba encontrarme con la persona que un día fui y que fue desapareciendo bajo una capa de ansiedad, incertidumbre y preocupaciones varias. Y me di cuenta de que una forma de volver a encontrar mi equilibrio sería retomando más intensamente que nunca mi relación con el ejercicio físico. Mucho tengo que agradecerle a mi entrenadora Sabina, que supo motivarme desde el minuto uno (y en ello sigue).

Debo confesar que cuando hablo de mi relación con el deporte, me emociono. El deporte me ayuda a mantener mi mente despejada, a olvidarme de todo, a vincularme más a la gente a la que quiero. Cuando consigo superarme a mí misma deportivamente hablando, siempre me hace pensar que también puedo superar otros retos, como mejorar en mi trabajo, conseguir clientes nuevos, ser más valorada. Si puedes correr un kilómetro más cuando crees que vas a perder el aliento, si puedes hacer una serie más de tríceps cuando te gotea el sudor por la nariz, si puedes terminar de montar una vía cuando te tiemblan las piernas… si consigues enfrentarte así a tus miedos y debilidades, entonces… ¡puedes con todo! 😀

La vida, como el deporte, es un reto continuo. Aprende a ver tu fracaso como un nuevo punto de inicio, tus logros como una nueva forma de inspiración y tus debilidades como tus próximos retos. Y recuerda: la victoria no es dulce, es salada, porque se consigue… ¡sudando! 😛

Mireya

Rando te está esperando

Imagen

Si bien es cierto que la aplicación Rando ya lleva un tiempecito entre mis favoritas, aún no había escrito nada sobre ella.

Se trata de una app que queda englobada en las llamadas anti-social. Ésto es debido a que, a pesar de que su idea es básicamente (en este sentido no han inventado nada) la de compartir instantáneas tomadas desde el teléfono móvil, se realiza de manera totalmente anónima. El concepto es sencillo: descargas la aplicación, te das de alta en ella (datos que no son compartidos con nadie en ningún caso) y empiezas a hacer fotos a todo lo que se te ocurre (yo confieso que inicialmente siempre buscaba objetos redondos que se enmarcaran perfectamente en el círculo característico del Rando). Una vez subes tu fotografía, es enviada a cualquier otro usuario de Rando de forma absolutamente anónima. Mientras, esperas a recibir otra de cualquier persona desconocida. Son imágenes enviadas aleatoria y anónimamente. Pese a ello, como quería decir, para mí es una aplicación social. Me fascina la idea, me parece bonita, altruista, generosa, humilde. Se acabaron los egos inflados, los “me gusta” anhelados, los retuits, los repins… es entre dos personas que no saben quienes son. Es un regalo al mundo 🙂 Y digo al mundo porque, detrás de cada foto aparece un mapa con su origen, pero únicamente el país / estado y mola coleccionar fotos de distintos países y personas.

Imagen

Se “temía” al nacer Rando que muchos de sus usuarios, por sentirse especialmente desinhibidos, enviarían imágenes de contenido burdo o, por decirlo de otra forma, con grandes dosis de erotismo, pero yo aún no he recibido nada por el estilo. Sí alguna foto más sexy, pero nada que pudiese herir ni la conciencia más puritana 😉 (de hecho, mirad qué mensaje más bonito me llegó un día por la mañana, ¡buena forma de empezarlo!).

Imagen

Desde aquí os recomiendo que la probéis, si es que aún no lo habéis hecho. Y si os convertís en randomers, curráos las fotos, que mola recibir cosas chulas.

@Toni_ficada

La calidad en tu eslogan

Imagen

Hace un par de años, le insistía a una de mis empresas  clientes de mercado nacional para que quitara de su lema de empresa “Compromiso, calidad, confianza” la palabra Calidad, porque a mi juicio se había convertido en una palabra huecaque ya no aportaba un valor diferenciador a ninguna empresa, y la sustituyese por otra que sí lo fuera.

En los 80-90 empezaba el boom de las certificaciones de calidad que respaldaban el buen hacer de nuestras empresas. Desde entonces, la palabra calidad ha sido utilizada durante muchos años en España como valor diferenciador de éstas. Pero en el 2010 rara era la empresa que no la tenía. Por lo tanto, ¿qué valor diferenciador nos aportaba entonces? ¿Para qué desperdiciar una oportunidad de atraer la atención de nuestro cliente utilizando una palabra que no la llama? La hemos oído tanto durante todos estos años que Calidad, como tal, se suponía ya un mínimo a cualquier empresa española. Ahora, nos llamaría la atención en todo caso, viniendo de una empresa de uno de los mercados emergentes asiáticos.

Pero aun así, ni si quiera la usaría sola en un lema, porque la calidad es relativa. Lo es frente al precio y frente a nuestras prioridades y expectativas. Por lo tanto como tal, sin apoyo, no dice nada.

Ahora, espero que a pesar de la crisis seamos capaces de mantener esa buena imagen que habían adquirido nuestras empresas, optimizando recursos sin reducir calidad, y que no tengamos que volver a echar mano de ella para diferenciarnos de nuestros competidores españoles.

¿Qué opináis vosotros, la pondríais en vuestro eslogan?

@Blanca_Aznar

La vida es actitud, la empleabilidad también

Recientemente tuve la oportunidad de participar, gracias a la UCH-CEU, en el curso de la Universidad de Verano sobre emprendedurismo, el CEU Emprende. Esta participación fue posible por el relato que os presento a continuación y que resultó ganador en un concurso propuesto por la universidad para asistir al curso 🙂 Estoy muy agradecida porque la experiencia fue genial. Y me ha apetecido compartir aquí mi texto, que espero que os guste:

“Mi nombre es Mireya Pinazo, soy Responsable de Comunicación en Assieme, Imagen de Empresa y trabajo mi empleabilidad diariamente, sin descanso y con un 90% de motivación en el peor de los días, superando el 100% el resto de ellos.

Llegué a Assieme antes de la temida y laaaaaaaaaarga crisis, y al poquito de estar aquí, se abrió la tierra a nivel internacional y todos empezamos a tambalearnos, y así seguimos. La opción era sencilla: rendirse o seguir, y eso de rendirme nunca se me dio demasiado bien. Así que seguí en Assieme, y no fue fácil (y sigue sin serlo). No es fácil no saber si el mes que viene irá bien, si el cliente que debe dinero desde hace meses pagará o seguirá sin coger el teléfono, si el presupuesto deberemos rebajarlo una vez más… lo que sí es fácil es venir a trabajar sabiendo que será un día magnífico. Porque para mí la empleabilidad no empieza en el trabajo, ni cuando envías un CV, ni cuando tienes una reunión, ni cuando alcanzas un objetivo tras otro. La empleabilidad empieza antes de salir de casa, cuando te levantas de la cama y agradeces que ha llegado un día nuevo, todo un día para poder llenarlo de experiencias. Empieza cuando sonríes mirándote al espejo sabiendo que ese día vas a triunfar. Cuando te vistes con ese vestido que te queda tan bien y te hace sentir segura, y te pones esas sandalias de tacón con las que te ves tan guapa (siendo precavida y llevando una sandalia plana en el bolso, claro, je je). Así, sales de casa sabiendo que hagas lo que hagas, estará bien hecho, porque no puedes tener más ganas ni más fe en lo que haces, en quién eres y en dónde puedes llegar. La vida es actitud; la empleabilidad, también.

Actualmente estoy en un momento profesional que no cambiaría por épocas anteriores, en las que tenía más seguridad laboral, pero menos autonomía, menos experiencia y unas ganas de crecer, eso sí, intactas como hoy. Sé que estoy en el camino correcto, agradecida de todo lo que aprendo de compañeros, colaboradores, otros profesionales con los que coincido en ponencias y congresos, clientes, proveedores, etc. Porque para ser grande, además de uno mismo, los demás juegan un papel imprescindible, ayudándonos a crecer y a ser mejores personas y profesionales. Creo de corazón que esta crisis (moral y social, no sólo económica) nos ha dado la oportunidad de reencontrarnos con nuestro lado más humano, de luchar por nuestros sueños pero no contra nadie, sino al lado de otras personas que comparten esos mismos ideales y nos apoyan. La empleabilidad engloba para mí el trabajo en equipo, la generosidad, el compartir conocimientos, la ilusión, el respeto y, por supuesto, el trabajo bien hecho.

 ¡Y en eso andamos!

Gracias por esta oportunidad y por motivarnos con retos así.”

Y seguimos aprendiendo y compartiendo

Pues sí, el pasado 20 de junio estuvimos en el Google Adwords Academies, con nuestros colegas de Vents de Muntanya, que estaban de lo más atentos 😉 Allí nos pusimos más las pilas con todo lo referente a Adwords, sus mejoras y reforzando lo que ya sabíamos: ¡el vídeo es el rey! Nos recordaron campañas en Youtube tan grandes como la de Tippex y su original historieta del oso y el cazador.

El jueves 21 nos pasamos por la II Jornada de Publicidad y Comunicación de la que podemos destacar la positiva apertura (como es habitual en él) de Emilio Duró, a quien ya tuvimos la oportunidad de escuchar en el 8 día C y nos recordó lo importante de SER FELICES 😀 Destacamos también las aportaciones de Sara de Dios con su visión de un mundo lleno de cambios: “no es una época de cambios, es un cambio de época”. ¡Totalmente acertada, estamos de acuerdo! Cerraba Renato del Bino, de FIAT, que comenzaba dando unos datos no muy optimistas sobre la venta de vehículos, pero evolucionaba hacia un tipo de comunicación diferente, una nueva forma de llegar a la gente y de afrontar las dificultades económicas con ideas frescas y nuevas como la del Fiat 500.

Y para terminar estas dos semanas, este pasado miércoles 27 estuvimos en el desayuno Dircom que organizaba el CEU y fue genial escuchar a Pilar Domingo, con su mensaje claro y directo, que nos anima a comunicar más y mejor 🙂

¡Y en eso seguimos (e intentamos mejorar cada día)!

Dejadme en paz

Imagen

Lo confieso, estoy harta. Ya no lo soporto más. Dejadme en paz todos: Merkel, la prima de riesgo, Bankia, la crisis, los recortes… me planto. A mí no me arrastréis, no me amarguéis la vida. Elijo ser feliz. Elijo vivir. Hoy, aquí, ahora (me hace recordar el último gran slogan -y espectacular anuncio- de Nike “my time is now”). Elijo disfrutar de mi presente, no perder el sueño por un futuro incierto y relativo.

Donde vosotros queréis sembrar miedo, yo tengo esperanza. Donde veis un imposible, yo veo un reto. Quiero avanzar. Siempre lo he hecho, no voy a pararme ahora. La capacidad de soñar, de emocionarme, de reír, de crear, me sigue acompañando. Elijo ser feliz. ¿Y tú, me acompañas? 🙂

@toni_ficada